«La enseñanza debería ser el trabajo más importante del siglo XXI porque estamos en una época en la que todos los recursos de la Tierra se están agotando, y el único que no lo hace y es ilimitado es la inteligencia humana y, precisamente, los profesores son quienes la cultivan»

 




Frente a la devaluación que sufren los docentes sobre su profesión, Diana Arocha, graduada de Ingeniería Química y de Sistemas, cree que es posible devolverle a los maestros y maestras “el prestigio y la admiración que merecen”. Para ello, aboga por una educación que prepare a las niñas, niños y jóvenes a enfrentarse a los retos que trae consigo el siglo XXI, sin perder de vista la dimensión humana en el día a día. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies